Producto vs Servicios

Actualizado: 8 feb 2021






En uno de esos anuncios publicitarios de Youtube, me apareció un tipo de traje invitándome a la conferencia totalmente gratuita de cómo poner un negocio. Y uno de sus consejos era, deja de pensar en productos y enfócate en servicios.






Los servicios son más fáciles y requieren menos tiempo de preparación.

Y sí, los servicios pudieran parecer ser la mejor opción para empezar un negocio. Pero si algo debes saber desde el principio es que todos, créeme, todos los negocios tienen su parte complicada.


Por ejemplo:


Un tiempo trabajé en la venta de pintura automotriz. La explicación del negocio es sencillo

Las Casas de Pintura(por motivos prácticos, fabricantes) buscan distribuidores y los distribuidores buscan Talleres de reparación (a veces las agencias cuentan con su propio taller).


La MARCA de pintura vende un Paquete inicial de pintura a los distribuidores y los distribuidores buscan colocar esa pintura en los talleres de reparaciones. ( y vaya que hay autos para reparar por montones)


Los talleres pagan al distribuidor, el distribuidor paga a la MARCA de pintura y listo ciclo completo... Eso pasa en teoría, en un mundo utópico, en un mundo en donde las guerras se combaten con pistolas de burbujas o se deciden por medio de aplausos, pero estamos hablando de los negocios. Y en los negocios nada puede ser tan sencillo (sino qué chiste).


Algunos de los problemas con vender este producto es que las aseguradoras dejan de pagar a los talleres de reparación por lo que los talleres dejan de pagar a los distribuidores y ellos a su vez.... DEBEN PAGAR a las MARCAS de pintura. es decir debes tener un flujo de efectivo adicional para poder hacer frente a esos meses en los que las aseguradoras no pagan pero la MARCA de Pintura sí te cobra.


Pero no te preocupes si no puedes sobrevivir, la MARCA de Pintura no se queda con los brazos cruzados, ella busca otros distribuidores que sí puedan (hasta el siguiente año que las aseguradoras dejen de pagar por dos meses) y les venden el mismo paquete inicial de pintura.


Al existir muchos distribuidores y no sólo de una marca, empieza una competencia desleal.


Los sobornos son el pan de cada día. Y lo que en papel pareciera un margen de ganancia atractivo, no lo es tanto, si sabes hacer bien las cuentas.


No importa el servicio, no importa la calidad, no importa la eficiencia de entrega. Si llega un distribuidor a ofrecerle a tu cliente un “préstamo” de un millón de pesos, es casi seguro que dejará de comprarte.


Si sabes finanzas, sabrás que ese soborno disfrazado de “préstamo” jamás lo va a recuperar. Tendrían que pasar al menos 37 meses para poder recuperar el dinero. Tiempo en que otro distribuidor pudiera llegar y ofrecerle el mismo trato y al mes 20 te dejaría de comprar.


Y así empiezan a desaparecer los distribuidores, pero también aparecen nuevos. Y el ciclo continúa.


No quiero decir que todas las Marcas de Pintura Automotriz lo hagan. Solamente aquellas que se me vienen a la mente.


En la siguiente entrada veremos la parte del servicio.


15 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo