Lo mejor y más hermoso que tiene México no es su historia




Antes de que empecemos a rasgarnos las vestiduras quiero dejar en claro que es solamente mi opinión y si alguien puede convencerme de lo contrario estoy dispuesto a hacerlo. Al final de eso se trata, que la gente comparta sus pensamientos y sobre todo que podamos ser lo suficientemente humildes y capaces de reconocer cuando uno cometió un error o estaba con un pensamiento equivocado.


Aclarando lo anterior no quiero decir que la historia de México no sea impresionante y que me llene muchas veces los pulmones de orgullo aunque también me llena la cabeza de dudas al pensar en que si lo que sé realmente es lo que pasó o solamente es una versión heroica de un adoctrinamiento. No tanto como una conspiración pero sí con una intención de no contar toda la verdad para poder moldear a la sociedad.


Aún así, todas las naciones requieren héroes y villanos, como si la vida fuera una película infantil y el villano tuviera de secuaces dos tipos patéticos e imbéciles siguiendo mal algunas simples instrucciones.


Pero no amigo, no es así la realidad de este país tan golpeado por todos lados que no sabemos qué empezar a componer primero.


Ahora, el tema que nos ocupa es el discurso simplista de la historia de México, de tratar de recuperar un penacho. que si fue robado o no, al final ya lo tienen otros, y seguir persiguiendo el pasado como si fuera lo único que tenemos para vivir. En verdad como sociedad no tenemos más por lo que vivir que por el pasado increíble y muchas veces inventado que nos han contado? ¿En verdad no tenemos nada más por lo qué vivir? o es solo que no nos atrevemos a tomar nuestro futuro en nuestras manos.


Pareciera que como el pasado es algo que ya está y no lo podemos cambiar obviamente tampoco lo podemos arruinar, y estamos bien así, porque no tenemos ni tuvimos injerencia en lo que pasó. Pero ¿y si dejáramos de creer que el pasado es lo más grande que tenemos? sí, que empezamos a creernos que lo más importante que tenemos es nuestro futuro. Y es que ahí si requiere esfuerzo, es que ahí si requiere un esfuerzo, noches y días de trabajo. requiere sacrificio, sudor y compromiso. y lo peor de todo, conlleva a la frustración, esa frustración que los que hemos puesto un negocio sabemos que llega. Aunque hagas bien las cosas aunque pongas todo de ti, a veces el tiempo las circunstancias (pandemia) las oportunidades ya se nos fueron y enfrentas un fracaso. Pero los que sabemos de fracasos sabemos también que hay maneras de enfrentarlos y si bien primero siente que te carga la tristeza, también sabes que puedes usarlo de combustible para poder hacer algo increíble en el futuro.



Por el momento sigo creyendo que lo más hermoso que tiene México es su futuro, es la posibilidad de ser y no el hecho mal contado de lo que fue. Nos podemos seguir sintiendo aztecas, sí, pero reconozcamos que ya somos una mezcla de colores sabores aromas y personalidades y no es pecado serlo.


Ya no somos aztecas ni volveremos a serlo, pero podemos ser algo mucho mejor, y si eso lo creemos imposible creo que ahí está el problema, que nos han enseñado que hay lugares tan sagrados que no estamos destinados a lograr vivirlos o superarlos. Que si alguien quiere ser o construir una ciudad mejor que Tenochtitlan.. eso es imposible. Bah, tenemos que rendirles respeto por toda la historia que nos representa pero no significa que no podamos ser o construir algo mucho mejor. De hecho se me hace una falta de respeto que no lo hayamos logrado.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo