Un negocio con familiares o amigos


No les quiero decir que un negocio no es posible con tus amigos, o con tu familiar. Pero hacerlo requiere de una sincronización de pensamiento-hablado efectivo. Me refiero a que las personas pensamos de manera diferente para resolver los problemas. Sin embargo, ningún problema se ha resuelto evitando hablar de él. Se han olvidado problemas, sí, pero no se resolvieron.


Se sorprenderán de la cantidad de malentendidos que surgen alrededor de un problema que si las personas hablaran de forma efectiva se resolverían en poco tiempo. Ojo, no estoy diciendo que se resuelvan fácil, estoy diciendo que se resolverían en menor tiempo. Y en un negocio que está empezando, el tiempo es tu mejor aliado.


Es difícil tener un negocio con un familiar o amigo y no estar en riesgo de perder a esa persona constantemente. Generalmente, un amigo y un socio son dos personalidades diferentes. Un amigo tiene el mismo sentido del humor que tú, son buenos para el partido de futbol el sábado por la mañana, para ir al estadio, para salir a andar en bici y sí, muchas veces para preguntarle si regresas o no con tu ex. Pero un socio, es alguien comprometido, es tu contraparte, cubre tus puntos débiles. Por ejemplo:


Fulano es una persona introvertida y tiene a su amigo Sutano que también es tímido, por lo que deciden pasar las tardes jugando videojuegos o viendo caricaturas. Ellos dos se llevarán bien bastante tiempo. Un día Fulano tiene una idea de hornear Pastelitos con figuras de dinosaurios. A su amigo Sutano le agrada la idea y pide participar, entre los dos empiezan a cocinar… tiempo después tienen las bolsas en donde saldrán a vender, tienen un lindo logotipo y ambos están entusiasmados por vender. El problema, ninguno de ellos le agrada la idea de salir a vender de puerta en puerta. Lo sé es una historia burda, pero suele suceder. Ambos socios son increíbles amigos, pero resultan igual de introvertidos, o igual de extrovertidos, igual de desesperados, o igual de pasivos.


Habrá que encontrar el equilibrio perfecto para no tener a un socio con el cual estemos discutiendo todos los días. Tampoco queremos a nuestro némesis como socio. No es buscar un antagónico, es buscar una persona que comparta el mismo sueño pero que complemente y mejore nuestras cualidades.


Un socio no puede ser solamente quien te da dinero (para eso están los bancos u otros medios) es alguien que complemente tu persona y el negocio.


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo