Uno no puede tener éxito sin una obstinación desquiciada (Videos del GYM parte 1)



La motivación no lo es todo en los negocios. Es cierto, es necesaria pero no es lo único que necesitas. Hace tiempo compré uno de esos planes para hacer ejercicio por internet. Sacaron su aplicación y ahora podías ver los videos de la rutina que te tocaba hacer, descargar el PDF e ir armando tu plan de evolución en el gimnasio.

Descargué la aplicación, me puse a ver los videos. Te explicaban perfectamente cómo hacer el ejercicio. Te contaban el tiempo. No tenías que hacer pausas en el video, realmente estaba bien planeado para que te acompañara durante todo el tiempo en el gimnasio. Era un plan largo y con muchas opciones, por lo que pagué creo que me dieron un muy buen producto. Todos y cada uno de los videos tenían una buena edición, no tenían subtítulos pero realmente no importaba porque el instructor del video hablaba nítido y se entendía perfectamente lo que decía.

A las dos semana de haber comprado el curso recibo una llamada del mismísimo instructor (o eso me dijo) para preguntarme cómo había visto el curso y cómo me iba sintiendo. Orgullosamente le dije lo que les comenté, que había valido la pena porque todos sus videos estaban bien editados. Se entendía perfectamente el ejercicio y lo que más me gustaba era su aplicación que se adaptaba a mi horario. Después de un silencio incomodo me dijo, “si sabes que, si sigues viendo los videos no verás ningún cambio, ¿cierto?”

Es padre ver videos y entrar a seminarios e inscribirte a cursos de “Hábitos que tienen los ricos para ser más ricos”, “Dime la forma de cómo potenciar mis ventas”, “Dime la razón por la cuál sigo siendo pobre” , “Alcanza esa tranquilidad financiera sin esfuerzo”, “Cómo *eficientar tu tiempo”

*Tip, si eres de los que dice eficientar o eficientizar, déjame decirte que la palabra eficiente es un adjetivo, y los adjetivos no se conjugan. Así que podrías decir, ser más eficiente.

Se necesita motivación es cierto, pero la motivación no te hará estar en forma. Si quieres estar en forma tienes que dejar de ver videos y comenzar a actuar. No importa si es tu primera vez en el gimnasio. La idea es que el video te guíe, pero al final el que va a sudar, al que le van a doler los músculos, el que tendrá que sacrificar tiempo para poder ir al gimnasio, vas a ser tú. No el tipo del video.

Cada vez que alguien quiere empezar un negocio lo asemejo a cuando uno tiene la idea de querer ir al gimnasio.


Primera parte

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo