Ventajas y desventajas de empezar con un producto o un servicio.





Las ventajas que tienes es que un servicio no requiere necesariamente de un inventario inicial y posiblemente con una computadora pudieras estar funcionando. Lo malo es que, si aún no tienes la experiencia necesaria, pasaran algunos meses antes de que termines frustrado y replanteando la idea de tener un negocio.

Empezar vendiendo un producto. Los productos pueden ser creados por ti, o puede que decidas comprar y vender (este caso es peculiar pues es una combinación entre servicio y producto).

Imaginemos que elaboras galletas, las distribuyes y otros las venden. Nosotros tenemos control y decisión sobre el producto, es decir, podemos decidir ponerle chispas de chocolate, malvaviscos, cambiar la envoltura, dar 25% más de producto. Nuestra fortaleza está en lo que podamos ofrecer al cliente a través del producto.

Sin embargo, si un buen día vamos por la calle y nos encontramos a un señor que vende galletas, le compramos un paquete, las comemos y nos parecen deliciosas. Le ofreces comprarle algunos paquetes más, pero con la condición de que te dé un descuento para poder venderlas y tener un porcentaje de ganancia. Comienzas a venderlas con tus vecinos, llevas algunos paquetes (escondidos) al trabajo y, en ocasiones, vas a visitar a tus primos para poder ofrecerles galletas.


Ellos comienzan a comprarte pues son muy ricas, y sobre todo porque le llevas las galletas hasta donde ellos están. En este caso, vendes un producto, es cierto, pero en realidad tu fortaleza se encuentra en el servicio. Tú no tienes ninguna decisión sobre la forma en que se elaboran las galletas, ni si llevan chispas o malvaviscos. Es más, no podrás poner más producto para intentar atraer clientes.


Al final, vendes galletas. Pero tu fortaleza se encuentra en otros puntos.


No es que sea mejor empezar vendiendo un servicio o un producto. Lo mejor es empezar vendiendo aquello que te sientas cómodo vendiendo. Muchos te dirán que encuentres tu pasión o que vendas algo relacionado a ello. La verdad es que no siempre se puede, pero déjame decirte que una buena manera para empezar es vendiendo aquello, sea producto, servicio o una combinación de ambos, en lo que creas puedas mejorar lo que ya está.

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo